Baterías y bancos de energía

Vivimos en una época en la que prácticamente nunca soltamos un teléfono móvil. El despertador del teléfono nos saluda por la mañana, el GPS del teléfono puede mostrarnos cómo evitar los atascos en el camino al trabajo, en el teléfono podemos consultar el clima y la información más reciente del país y del mundo. Por supuesto, entre todas estas funciones existe la más básica: leer y enviar mensajes de texto, así como responder y realizar llamadas. En situaciones de crisis, el teléfono le permite pedir ayuda y salvar su vida. Así que manténgalo cargado: una batería externa portátil puede ayudar.

Productos de fabricantes conocidos: Blow, Kruger-Matz, Axiver, ExtremeStyle

Cada powerbank es en realidad una batería con celdas de iones de litio o de polímero de litio en una elegante carcasa. Nuestra oferta incluye varios modelos de cargadores de teléfonos portátiles. Se diferencian en forma (modelo de marca plana Kruger & amp; Matz , modelo oblongo con dos entradas USB y función de linterna de empresa ExtremeStyle etc.) así como la capacidad máxima de energía almacenada. Además de los powerbanks para teléfonos inteligentes, también ofrecemos a los clientes un powerbank más grande con una función de buster, que le permitirá arrancar un automóvil con la batería descargada. Este es un dispositivo extremadamente útil de la marca. Soplo resultará útil sobre todo en invierno, cuando las temperaturas bajan de cero y no podemos aparcar el coche en el garaje. El equipo se vende en un práctico estuche y con varios accesorios (como enchufes de CC extraíbles o un motor de arranque).

¿Cómo usar un cargador de teléfono portátil?

La mayoría de las veces, los bancos de energía tienen un número limitado de ciclos de carga (según el modelo, entre 200 y 500 cargas), y cada conexión de la batería a la electricidad inicia un nuevo ciclo. Cuanto más a menudo cargamos la batería externa en el teléfono, más se desgastan sus capacidades, por lo que es mejor cargar las baterías portátiles con menos frecuencia y durante más tiempo (por ejemplo, una vez al día por completo, no cinco veces al día por un 20%). Cuando el banco de energía no se usa durante mucho tiempo, debe recargarse de manera profiláctica una vez cada 3 semanas. A los cargadores de teléfonos portátiles no les gustan las heladas ni el calor. También desaconsejamos cargar el powerbank al 100% y permitir una situación en la que el nivel de energía descienda a cero. Es mejor mantener el nivel de energía entre el 30% y el 90%. Con los consejos anteriores, proporcionaremos a nuestro banco de energía para teléfonos inteligentes una vida larga y sin estrés.

Homepage